El Ayuntamiento de Salamanca ha dotado de desfibriladores a sus instalaciones deportivas en cumplimiento del compromiso que el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, adquirió con los ciudadanos en las pasadas elecciones municipales y fue ratificado posteriormente por el Pleno Municipal.