AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA

10:48  |  20 / 11 / 2017
Noticias - boletín de información municipal

El Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Salamanca reforzará la protección y conservación del patrimonio e impulsará su puesta en valor

viñetaEs un Plan que exige la UNESCO a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad

viñetaSe enmarca en la prioridad del alcalde de Salamanca de impulsar iniciativas destinadas a la protección y puesta en valor del rico patrimonio histórico artístico entre las que se sitúa la propuesta de Acuerdo sobre el Patrimonio que permitirá realizar este mandato una veintena de actuaciones

viñetaEl plan parte del inventario de más de 700 edificios catalogados con protección de la Ciudad Vieja, que coincide con la primera vía de ronda

viñetaContiene normas para la revisión del catálogo arquitectónico y arqueológico, la protección del paisaje urbano y una propuesta de delimitación de los entornos de los Bienes de Interés Cultural

viñetaReconoce como novedades el valor de la arquitectura contemporánea y de los patrimonios menores como mobiliario, esculturas, comercios emblemáticos y portales

viñetaPropone un área de rehabilitación urbana en la zona de San Cristóbal-Las Claras

viñetaEl Consejo Sectorial Municipal de Urbanismo y Medio Ambiente abordará estar tarde el Plan dictaminado favorablemente por la Comisión Técnico-Artística municipal tras 18 sesiones de trabajo; luego se presentará en la Comisión de Fomento y después se llevará para su aprobación al Pleno Municipal. Posteriormente se elaborará el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico



Así lo ha explicado hoy el concejal de Patrimonio, Carlos García Carbayo.
Así lo ha explicado hoy el concejal de Patrimonio, Carlos García Carbayo.

15 febrero 2017Patrimonio

El Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Salamanca reforzará la protección y conservación del patrimonio e impulsará su puesta en valor, según ha explicado hoy el concejal de Patrimonio, Carlos García Carbayo.

Este Plan, que exige la UNESCO a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, es un documento marco para actuaciones normativas posteriores que recoge ideas, criterios y estrategias de actuación destinadas a conservar y poner en valor la Ciudad Vieja a la vez que contribuye al desarrollo económico, social y cultural. Asimismo se concibe como un eficaz instrumento para mejorar la calidad de vida de los salamantinos y hacer de Salamanca una ciudad más sostenible.

En este sentido, García Carbayo, se ha referido a que para el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, es una prioridad desarrollar iniciativas destinadas a la protección y puesta en valor del rico patrimonio histórico artístico que se traducen en nuevos recursos turísticos que generan riqueza, empleo y oportunidades, y ha recordado que, con la finalidad de contar con el mayor consenso posible, Fernández Mañueco, ha propuesto un Acuerdo sobre el Patrimonio que permitirá realizar este mandato una veintena de actuaciones.

Salamanca cuenta ya con una protección avanzada del patrimonio histórico artístico a través del Plan General de Ordenación Urbana a lo que se suma, dando un paso más, el Plan de Gestión, elaborado en colaboración con la Junta de Castilla y León, y se impulsa una visión más integral de la Ciudad Vieja (cuyo ámbito coincide con la primera vía de ronda), que permitirá poner en marcha planes, programas y actuaciones que enriquezcan el patrimonio.

Entre los objetivos del Plan de Gestión de la Ciudad Vieja está garantizar la conservación del patrimonio urbano y arquitectónico, fortalecer su singularidad y compatibilizar los intereses de usuarios, visitantes y residentes.

Más de 700 bienes patrimoniales

El Plan de Gestión parte de un inventario de 717 elementos catalogados con algún tipo de protección en la Ciudad Vieja.

Establece, en cuanto a la conservación del patrimonio, medidas concretas para mejorar y revisar el catálogo arquitectónico y arqueológico existente en el PGOU; reforzar la normativa vigente en materia del parcelario histórico, usos y condiciones de edificación; delimitar los nuevos entornos de protección de los Bienes de Interés Cultural; e introducir el paisaje como herramienta de control en la conservación del patrimonio.

El Plan incluye medidas para actualizar el catálogo arquitectónico e incluir nuevos elementos de interés, como la arquitectura contemporánea y los llamados patrimonios menores, como esculturas urbanas, portales y comercios emblemáticos. El Plan recoge también el inventario de 162 intervenciones arqueológicas llevadas a cabo en la Ciudad Histórica de Salamanca desde el año 1986 y define tres áreas arqueológicas:

• Reservas arqueológicas, en las que la presencia de restos recomienda no realizar ningún tipo de actividad arqueológica, como en el Jardín de la Merced y el Jardín de Calixto y Melibea.

• Áreas de cautela arqueológica, en las que existe una alta probabilidad de contener restos de fortificaciones, tramas urbanas significativas del desarrollo de la ciudad o edificios desaparecidos, como en la Plaza de San Juan de Sahagún donde se pueden hallar restos de la iglesia de San Mateo o la Plaza de San Justo que albergó el templo del mismo nombre. En este caso se exigirá autorización y proyecto de intervención arqueológicas para la remoción de tierras.

• Áreas de protección arqueológica genérica y yacimientos arqueológicos, que son las zonas extensas relacionadas con la periferia de la ciudad donde existe la posibilidad de hallar resto dispersos, como en la Vía de la Plata y la Vega del Tormes y Arroyo del Zurguén. Para toda obra en estas zonas se exigirá autorización.

El Plan de Gestión incorpora la prohibición expresa de modificar el parcelario histórico, restringe las instalaciones en la fachada de la edificación catalogada, limita la posibilidad de cambios de alineación y precisa las condiciones formales de rótulos, carteles y placas en fachada.

Se delimitan nuevos entornos de protección de Bienes de Interés Cultural

Propone la delimitación de nuevos entornos de protección de Bienes de Interés Cultural, incluyendo en lo posible manzanas completas. Como novedad, se delimitan 21 entornos de todos los BIC, entre ellos algunos que carecían de este ámbito, como la propia Plaza Mayor, la Torre del Aire, el Palacio de Monterrey, o las iglesias de San Marcos o de Sancti Spíritus. En estos entornos de protección no se permitirán instalaciones duraderas que alteren la visión del BIC y las instalaciones de servicios, alumbrado y mobiliario deberán adaptarse a la estética de la zona, sin generar disonancias de formas, colores o materiales.

Para reforzar la conservación del patrimonio, el Plan de Gestión persigue también la protección de las vistas hacia y desde la Ciudad Vieja para lo que establece unas zonas de visibilidad preferente en las carreteras de acceso a la ciudad y unas zonas de intervisibilidad como en Arroyo del Zurguén o Salas Bajas. Estas zonas gozarán de una protección para preservar la visión del paisaje tradicional por lo que se restringirán las edificaciones que generen impactos visuales negativos, no se permitirán construcciones que alteren el perfil de la Ciudad Vieja en su visión externa, y se controlarán los materiales de los edificios y las condiciones de urbanización así como la limitación de emisiones y la preservación del carácter natural de los espacios.

El Plan de Gestión delimita un área de regeneración urbana, que es la zona de San Cristóbal-Las Claras, donde se propone la mejora de las edificaciones y su accesibilidad, de la urbanización y de espacios libres públicos.

Este documento propone, además, un programa de acciones sobre el espacio público y elementos patrimoniales de la Ciudad Vieja, que incluya un plan de actuación sobre pintadas y grafitis; propuestas de actuaciones sobre la acción perniciosa de las aves; propuesta de señalización turística y propuestas de actuación sobre bienes catalogados que sufran patologías, además de criterios para el tratamiento de elementos vegetales y la jardinería.

Peatonalización de la Ciudad Vieja

El Plan de Gestión se remite en la gestión del transporte público y la movilidad a las medidas recogidas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que apuesta por la peatonalización de la Ciudad Vieja en distintas fases, por la reducción del tráfico de autobuses en el centro histórico, por el impulso de la movilidad ciclista o por la reducción de la emisión de gases contaminantes.

Esta tarde, el Plan, dictaminado favorablemente por la Comisión Técnico Artística municipal tras 18 sesiones de trabajo, se abordará en el Consejo Sectorial Municipal de Urbanismo y Medio Ambiente, integrado por representantes de los grupos políticos, Junta de Castilla y León, universidades, asociaciones, Consejo del Alfoz, colegios profesionales, empresas concesionarias de servicios municipales, federación de vecinos y organizaciones profesionales; luego se presentará en la Comisión de Fomento y después se llevará para su aprobación al Pleno Municipal. Posteriormente, se elaborará el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico.



volver

Pie de página

CSS Valido XHTML 1.0 Valido ???i18n.aytosa.foot.img.aa??? TAW AA, herramienta para el análisis de accesibilidad de sitios web
© Ayuntamiento de Salamanca | Pz. Mayor, 1 - 37002, Salamanca | Tel. +34 923 279100

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros en todo el portal. Al continuar con la navegación entedemos que se ejecuta nuestra Política de cookies.